Qué ver en Odense

Qué ver en Odense

Dinamarca es un lugar místico que está lleno de rincones interesantes. Uno de ellos es Odense, la tercera ciudad más grande de Dinamarca. Se encuentra en la isla de Fionia, la cual es, después de la isla de Sedania, la más grande del país.

Odense es la ciudad natal del escritor Hans Christian Andersen, cuyo hogar se ha convertido en un museo abierto al público. Pero no es la única razón por la que se puede visitar Odense: la ciudad está repleta de lugares de interés, por lo que es una visita más que obligada en cualquier viaje a Dinamarca. Te contamos qué ver en Odense para no perderte absolutamente nada.

Qué y visitar en Odense, Dinamarca

Odense está situada en la isla de Fionia, a 170 kilómetros de Copenhague. Se puede ir en tren desde la Estación Central de la capital y, en tan solo una hora y media, llegaremos a uno de los rincones más únicos de Dinamarca. La ciudad tiene una gran cantidad de rincones que merece la pena visitar. Aquí verás algunos de ellos.

1. Catedral de San Knud

Saint Knud's cathedral Odense Denmark
Conocida en castellano como la Catedral de San Canuto de Odense, en esta está enterrado el rey Canuto IV, o rey Knud IV, patrón de Dinamarca. Esta catedral de estilo gótico no nació como tal. Se construyó entre 1081 y 1093 y se reconstruyó en el siglo XIII, concretamente en el año 1247, sobre las ruinas de la catedral anterior, que sucumbió a un incendio durante la guerra civil entre Eric IV y su hermano Abel. Fue entonces cuando se le dio este estilo gótico que tanto la representa hasta hoy en día.

De esta catedral destaca un impresionante retablo en forma de tríptico de más de cinco metros de altura y que contiene más de 300 figuras. Fue esculpido por Claus Berg, un maestro escultor que nació en la ciudad. También hay que visitar sus pilas bautismales, que datan del año 1720, así como su imponente órgano.

2. H. C. Andersens Haven

Odense Domkirke
Detrás de la Catedral San Knud se encuentra este hermoso jardín, en pleno centro de Odense. Un lugar idóneo para pasear tranquilamente y realizar un picnic al aire libre en un entorno repleto de esculturas y curiosidades.

En este jardín, para honrar la memoria del autor más notable de la ciudad, se pueden ver una gran cantidad de esculturas dedicadas a Hans Christian Andersens y a su obra. También está repleto de pérgolas, puentes que atraviesan un hermoso lago, y hasta una pequeña muralla china. 

3. H. C. Andersens Hus

H.C. Andersens Hus (Geburtshaus)
El hogar de Hans Christian Andersens se ha convertido en una casa-museo de visita obligatoria. Este museo, situado en un barrio remodelado que conserva casas de principios del siglo XIX, contiene una gran cantidad de objetos personales, enseres y trabajos del escritor. 

Durante la visita podremos ver sus ropajes, caretas, cuadernos de notas, manuscritos y dibujos y croquis de viajes que realizó el escritor. También destaca la exposición sobre curiosidades, donde se encuentran diferentes ediciones de sus obras y de sus 156 cuentos.

4. Museo del Ferrocarril

DSB MA at Danmarks Jernbanemuseum 11
Un lugar ideal para ir con niños y aprender más sobre la historia del ferrocarril en Dinamarca. En el Museo del Ferrocarril se viaja a través del tiempo y de la historia, y se pueden visitar antiguas dependencias de la estación, así como ver viejas locomotoras y vagones de la época.

5. Tidens Samling

Tidens Samling - 1900s
Este museo destaca por su tercera planta, donde se pueden observar una gran cantidad de dormitorios y habitaciones recreadas para dar la sensación de que hemos viajado en el tiempo. Así, en Tidens Samling podremos descubrir cómo era la vida cotidiana y la cultura de los habitantes de Odense entre 1910 y 1980.

6. Museo Den Fynske Landsby

Den Fynske Landsby - bindingsværkshus
También conocida como Funen Village, al sur de Odense, a tan solo 20 minutos del centro de la ciudad en transporte público, se encuentra este museo al aire libre que recrea un pueblo típico de la zona tal y como era hace, aproximadamente, 200 años.

El pueblo Fioniano es un museo al aire libre donde se pueden visitar una veintena de casas y granjas reconstruidas, para hacernos una idea de cómo era la vida rural en Odense en los siglos XVI y XVII. Además, está “habitado” por personas que visten y actúan acorde a la época.

7. Palacio de Egeskov

Egeskov Slot spejling Edit 2
Vale la pena viajar 20 minutos en coche desde Odense para ver este fantástico palacio de estilo renacentista. El Palacio de Egeskov es el mejor conservado de Europa, remontándose al siglo XV pero con una estructura erigida en 1554.

Debido a la inestabilidad causada por la Guerra Civil Danesa entre 1534 y 1536, los nobles de la zona construían sus residencias como si de fortalezas se tratasen. Así, en el Palacio de Egeskov encontramos una residencia de gran resistencia y rodeada por un hermoso lago.

8. Jardín Munke Mose

Odense-Munke Mose-new bridge
El jardín Munke Mose, en el centro de Odense es un gran parque donde los daneses se reúnen después del trabajo o en fin de semana para disfrutar de un tranquilo paseo en los días soleados.

Situado en torno al río Odense, podemos caminar siguiendo el curso del río, navegarlo a pedales o aprovechar para dar un paseo en bicicleta. Este jardín, además, está repleto de esculturas y juegos para niños, por lo que es ideal para un momento de descanso perfecto.

9. Palacio de Odense

Odense-Gråbrødre Kloster towards Gråbrødreplads-1
El Palacio de Odense era, originalmente, un monasterio del siglo XV que pasó a manos de la Corona después de la reforma protestante originada por las ideas de Martín Lutero en Alemania, que tuvo un gran impacto en Dinamarca en 1536.

Desde ese momento, este palacio ha servido como edificio administrativo, residencia señorial, residencia de administración, residencia de un gobernador y  edificio municipal.

10. Iglesia de St. Alban

Odense Sct Albani Kirke
Conocida en castellano como la Iglesia de San Albano, esta iglesia parroquial católica se encuentra muy cerca de la Catedral San Knud, a medio camino entre esta y la plaza de San Albano.

Una placa de piedra situada en el lugar del altar de la antigua iglesia es lo único que queda de la estructura original. Las bases de la nueva iglesia empezaron a colocarse en 1906, y en 1908 se consagró el edificio sin terminar. Ahora, esta iglesia es un punto focal para inmigrantes y católicos vietnamitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *