Qué ver en Lovaina de turismo

Es increíble que a pesar de que la región donde se encuentran Bélgica y los Países Bajos sea un territorio tan pequeño, esta tenga uno de los acervos culturales más ricos de Europa y cuente con tantos puntos de interés que mostrar a sus visitantes. En esta ocasión nos vamos a centrar en Bélgica, más específicamente en Lovaina, una ciudad donde el conocimiento y la sed por la enseñanza se respira por sus calles, donde se ve una gran cantidad de estudiantes de diversas especialidades y niveles técnicos, pero tampoco debemos dejar de observar que se trata de un lugar lleno de atractivos turísticos que enriquecen en gran medida la experiencia de quienes deciden visitarla. Haremos un recorrido por los atractivos turísticos más destacados de Lovaina.

Qué ver en Lovaina

Atracciones turísticas y actividades más destacadas en Lovaina

En este apartado pasamos a hablar directamente de algunas de las actividades más recomendadas y sitios que ver si vas de viaje a Lovaina:

El Ayuntamiento de Lovaina

Cuando decimos que este edificio de estilo gótico es espectacular, realmente nos estamos quedando cortos, pues se trata de uno de los edificios más bellos no solo de Flandes, región en la que se encuentra Lovaina, sino que es uno de los más bellos de toda Europa. Columnas bellamente decoradas con relieves a lujo de detalles, torres que terminan en picos, balcones con hermosas flores y 236 esculturas posicionadas solo en la parte exterior del edificio lo hacen algo realmente impresionante de ver. La vista exterior es simplemente avasallante, pero si también deseas visitar su interior, es posible hacerlo mediante una visita guiada la cual se hace todos los días a las 3:00pm por un módico coste de entrada de tan solo 4€ por persona.

Ayuntamiento de Lovaina

Iglesia de San Pedro

Otro de los puntos de interés imperdibles en un viaje a esta encantadora ciudad es la Iglesia de San Pedro. Esta se encuentra justo en frente del ayuntamiento, y es el lugar de culto más antiguo de la ciudad, pues su fecha de construcción data de finales de la edad media, en el siglo XV. Esta iglesia estuvo destinada a ser nada más y nada menos que el edificio más alto del mundo en su tiempo, pues la construcción original estaba planificada para que alcanzara los 170 metros de altura, bastante alto para los edificios de la época. Por desgracia, las proyecciones del arquitecto con las torres que le darían esta envergadura al edificio no se hicieron realidad. Aún así, el edificio es bello y con una gran cantidad de detalles, además en su interior alberga una gran colección de obras de arte y además de las misas, el edificio funciona como un minimuseo que vale la pena apreciar.

Iglesia de San Pedro Lovaina

La Universidad de Lovaina y su Biblioteca Universitaria

Como hemos dicho en un principio, Lovaina es una ciudad hogar del conocimiento y la enseñanza, es algo que no se puede pasar por vista gorda. Para los amantes del aprendizaje, un excelente sitio para explorar es la Universidad de Lovaina y su gran biblioteca. Es la universidad más antigua del país y una de las más antiguas de Europa en general, la cual fue fundada en el año de 1425. El rectorado de esta universidad es otro de los edificios góticos de la zona y se encuentra muy cerca del ayuntamiento. Por otra parte, la Biblioteca Universitaria es un edificio más moderno en comparación al resto de los que componen la universidad, el cual fue construido en los años 20. Sus estanterías albergan más de un millón de libros y el principal atractivo de esta biblioteca es su historia, pues fue reconstruida luego de la primera guerra mundial y una sobreviviente de la segunda guerra. Aunque muchos de los libros y manuscritos que se encontraban aquí de incalculable valor, no lograron sobrevivir a estos acontecimientos, los mismos textos se pueden conseguir en ediciones posteriores.

Universidad de Lovaina

La Oude Markt

Se trata de la gran plaza de Lovaina con unos orígenes tan lejanos como el siglo XII, casi 1000 años de historia dan un valor inconmensurable a este lugar. Esta plaza es denominada como el bar más grande del mundo, pues los restaurantes, cafeterías y por supuesto, bares, abundan aquí como setas en el campo. Se puede disfrutar de buenas comidas sentados en las mesas de la calle rodeadas de hermosos edificios, esculturas, turistas y estudiantes por doquier, lo que convierte a esta plaza en un bar a cielo abierto y de ahí su denominación.

La Oude Markt

Lovaina, Bruselas: otras actividades

De igual manera también hacemos mención de algunas de las actividades complementarias que merecen la pena en un viaje a Lovaina:

Incontables esculturas y monumentos

Prácticamente en cada esquina o lugar donde vayas en Lovaina esta adornado por esculturas, tanto de personajes famosos, como anónimos. Destacan sobre todo la Kotmadam – la casera, Paepe Thoon – El Bufón jorobado o la más importante de todas, la Fons sapientiae – La fuente de la sabiduría.

Leuven esculturas

Visitar las iglesias de Lovaina

Sobre todo para los interesados en el turismo religioso, la iglesia de San Pedro, aunque es el más importante lugar de culto de la localidad, no es el único. A medida que se recorren sus calles, se pueden encontrar otras iglesias en Lovaina como la de San Miguel o la iglesia de Santiago.

Iglesia San Pedro Lovaina

Museo Leuven

Una de las cosas que más interesan a los visitantes cuando van a Lovaina es saber acerca de su legado artístico. El mejor lugar para hacer esto es el museo Leuven, donde además del arte, podrás disfrutar de una increíble vista de la ciudad desde su terraza.

Museo de Lovaina

Probar la cerveza belga

el centro de Europa es conocido por su gran tradición cervecera, por lo que una visita a Lovaina, no se puede dejar de probar algunas de sus variedades de cerveza, algunas de las cuales incluyen chocolate entre sus ingredientes.

Cerveza belga Lovaina

Lovaina es sin lugar a duda una ciudad que no dejará indiferente a nadie. Tan solo el caminar por sus calles adoquinadas, ver un sitio tan tranquilo y limpio, y ver la gran cantidad de esculturas que lo adornan ya es una experiencia inigualable. De igual manera, sus restaurantes, bares y monumentos en cada esquina son un deleite que hay que ver en un viaje a Bélgica. Lo mejor de todo, es que esta pequeña localidad está a tan solo 25 minutos en tren desde Bruselas, por lo que no hay excusa para no ir. Lovaina, una ciudad encarecidamente recomendable para visitarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *