¿Qué se puede llevar en el equipaje facturado?

Una de las cosas que más causa dolores de cabeza a los viajeros es sin duda las relacionadas con el equipaje, pues las políticas de las aerolíneas al respecto pueden variar de una a otra. En este punto encontramos lo que se define como equipaje facturado, que es un tipo de equipaje que será llevado en la bodega del avión. Aunque las normativas para el equipaje facturado suelen ser mucho menos rigurosas que las aplicadas al equipaje de mano, esto no implica que este no deba cumplir con ciertos parámetros impuestos por la propia aerolínea para ser transportado. En Casa del Viajero te explicaremos rápidamente lo que tienes que saber, además de lo que se puede y no llevar en el equipaje facturado.

Qué se puede llevar en el equipaje facturado

Lo que hay que tener en cuenta sobre el equipaje facturado

Lo más importante a la hora de adquirir tu boleto en la aerolínea que utilizarás para tu viaje, es saber si se puede pagar para llevar peso adicional. En la mayoría de casos puedes gestionar para pagar llevar peso adicional luego de la compra, incluso ya en el aeropuerto, aunque esta última opción es un poco más costosa y requiere estar mucho antes de la hora de salida del vuelo. Por otra parte, cada compañía tiene sus propias políticas sobre lo que se puede y no se puede llevar en el equipaje facturado. Los factores que más se deben tener en cuenta son el peso y las dimensiones de dicho equipaje. Normalmente, el peso que admiten las compañías de vuelos para el equipaje facturado es de 20 a 23 kilogramos, aunque hay algunas aerolíneas más estrictas que lo llevan a un máximo de 15 kilos por motivos de seguridad. Lo importante es informarte acerca de esta política, también tener en cuenta que en la mayoría de los casos se puede pagar para llevar peso adicional.

Etiquetas equipaje facturado

¿Qué puedo y qué no puedo llevar en el equipaje facturado?

Lleva maletas o paquetes que sean resistentes. El equipaje que será transportado en la bodega no suele recibir muy buen trato por parte de los empleados que lo cargan hasta el avión. Lleva ropa, accesorios, comestibles y bebidas que no sean prohibidas por la aduana en el país de destino y otros objetos y equipos, como cámaras e instrumentos musicales. No lleves objetos que puedan poner en peligro la seguridad del vuelo, como químicos peligrosos, explosivos, encendedores, mecheros, etc. Tampoco te excedas de las dimensiones o pesos exigidos por la aerolínea, simplemente no te dejarán subirlos al avión.

Antonio Mancini equipaje facturado

Por último, es importante para no tener ningún problema al llegar a nuestro destino con nuestro equipaje, conocer la lista de objetos no permitidos en el país al que viajaremos. Algunos ordenamientos suelen ser más rigurosos que otros en este aspecto, y los casos donde algunos viajeros son multados en la aduana de los países de llegada por transportar objetos que se encuentran en la lista de objetos no permitidos o de no entrada al país, es cada vez mayor. Así que hay que tener en cuenta tanto las políticas de transporte de equipajes de las aerolíneas, como también tener presente las prohibiciones del lugar de destino. La información es nuestra mejor arma y esta nos evitará sorpresas desagradables en los aeropuertos cuando viajemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *