Los 9 imprescindibles que ver en La Rochelle

Cuando pensamos en un viaje a Francia en seguida se nos viene a la mente recorrer las calles de la ciudad luz, París, navegar por el Sena pasando al lado de Notre Dame, o la imagen más recurrente de todas, tomarnos fotos en la emblemática Torre Eiffel. Lo cierto es que la zona metropolitana París es una porción muy pequeña de la totalidad del territorio francés, y esta gran nación donde se respira la historia por los poros tiene mucho más que ofrecer. A todo esto, nos vamos a centrar en otro importante sitio turístico de Francia, la ciudad de La Rochelle, una ciudad presente desde la edad media en la costa atlántica del país, con algunos edificios que fueron construidos hace más de 800 años en plena época medieval, también edificios renacentistas que datan de los siglos XIV, XV y XVI. Un excelente destino turístico para los amantes de la historia no solo de Francia, sino de la historia universal y que hoy en día está llena de museos, monumentos, lugares y actividades de interés destacando de igual manera que en ella se encuentra “Les Minimes” que es el segundo puerto de ocio del país. Hagamos un recorrido por la Rochelle y descubramos qué sorpresas nos depara esta encantadora ciudad.

La Rochelle qué verVía: Camping La Rochelle

La Rochelle: turismo y lugares a visitar:

En este apartado pasamos a hablar directamente de algunas de las actividades más recomendadas y sitios que ver si vas de viaje a La Rochelle:

1. La Torre de la Lanterne

Durante mucho tiempo la ciudad de Rochelle fue el primer puerto marítimo de Francia en el Océano Atlántico, gracias a su posición geográfica estratégica. Gracias a su importancia marítima, La Rochelle estuvo fortificada y tenia que ser una ciudad preparada para sobrevivir de cara al océano, en una época donde el comercio marítimo era vital, además de vigilar posibles incursiones de piratas, corsarios o embarcaciones enemigas. La torre de la Lanterne, o Torre de la Linterna en español, se encargaba precisamente de las tareas mencionadas ya que funcionaba como una torre de vigilancia para proteger la entrada al importante puerto, que en épocas pasadas era el más importante de toda Francia, lo que le daba un aire de esplendor. Hoy en día es un importante punto de interés y referencia en La Rochelle, imperdible en una visita a la ciudad. Ir a La Rochelle y no visitar la Lanterne es como ir a París y no visitar la Torre Eiffel.

La Torre de la LanterneVía: Martpan

2. Port Des Minimes

La historia de este puerto está estrechamente ligada a la de la Torre de la Lanterne y ya hemos mencionado un poco el motivo. En el renacimiento, una época donde el comercio marítimo era prácticamente más importante que el terrestre ya que se comerciaba con las colonias de ultramar, el puerto Des Minimes era el más importante de la fachada atlántica de Francia, y en algún momento de su historia de toda Europa. Hoy en día es el segundo puerto de ocio del país, gracias a la inauguración de su nueva dársena en el año 2014, permitiendo acoger una cantidad de hasta 5.000 veleros, lo que ha causado un gran impacto en la zona al atraer turistas interesados en actividades relacionadas con la navegación.

Port Des MinimesVía: Port de Plaisance

3. Torres de Saint-Nicolas y de la Chaîne

El puerto fortificado de La Rochelle, no solo contaba con la torre la Lanterne como método defensivo y de vigilancia. También contaba con 2 torres que aún se encuentran en pie que, aunque ya no se usan como vigilancia como tal, si son un importante patrimonio del lugar. Estamos hablando de las torres de Saint-Nicolas y de la Chaîne, las cuales ofrecen cada una, una perspectiva distinta del puerto para el que fueron edificadas y llamativos aspectos arquitectónicos que no defraudarán a los visitantes.

Torres de Saint-NicolasVía: Oleg Bakhirev

4. La Rochelle Aquarium

Un maravilloso sitio para aprender sobre la vida marina. Este maravilloso acuario cuenta con 73 espacios donde grandes y chicos podrán ver más de 12.000 especies marinas, donde destacan las tortugas, coloridos peces tropicales y por supuesto, mantarrayas y los aterradores pero fascinantes tiburones. Esto último además de la vida vegetal y el coral. Las especies provienen de diversos océanos y mares del mundo, pudiendo observar el visitante especímenes provenientes del Atlántico, el Mediterráneo y el Caribe, solo por mencionar algunos. Los tiburones son el gran espectáculo y es una experiencia impresionante ver comer a estas poderosas criaturas.

La Rochelle Aquarium

La Rochelle, Francia: otros sitios de interés

Paseo por la isla de Ré

Se trata de una isla unida a la ciudad de La Rochelle mediante un puente y que de igual manera es un importante sitio turístico de la ciudad.

Isla de RéVía: Ile de Ré

Paseo por el casco antiguo de La Rochelle

Un pintoresco barrio con calles de adoquines que alberga varios monumentos, como el Ayuntamiento y la iglesia de San Salvador.

La Rochelle casco antiguoVía: Suwena

Visitar la casa de Enrique II de Inglaterra

La casa de un Rey de Inglaterra a la que se llega por medio del casco antiguo.

Casa de Enrique II de Inglaterra

Probar la comida local basada en pescados y mariscos

Que mejor experiencia gastronómica de una ciudad portuaria como La Rochelle para probar sus variedades de pescados, mariscos y comida marina en general.

La Rochelle comidaVía: Astrid La Rochelle

Bañarse en la playa de Minimes

Ningún viaje que involucre al mar está completo sin un buen chapuzón en la playa. La playa de Minimes se encuentra al sur del puerto del mismo nombre, un lugar fantástico para tomar el sol y bañarse en las aguas del Atlántico sin alejarse mucho del centro de La Rochelle.

Playa de MinimesVía: Audrey La Rochelle

Como bien hemos podido observar, La Rochelle es y ha sido desde siempre un importante centro de comercio y zona pesquera desde la historia temprana de Francia, con una tradición marítima que se ve reflejada en sus calles y estilo arquitectónico, destacando los mencionados sitios de la Torre de la Lanterne y el Puerto los Minimes, pasando también por su zona antigua con un gran número de casas con un estilo y aire medievales. Es una ciudad tan hermosa y que tiene tanto para ofrecer a sus visitantes como el resto de Francia, donde se puede disfrutar aparte de los lugares destacados de los que hemos hablado, un sinfín de comercios, restaurantes donde es recomendable sobre todo la comida basada en pescados y mariscos, y por supuesto museos que ayudan a complementar al viajero con información útil sobre los aspectos que dieron forma y carácter a esta ciudad. Si viajas a Francia, recuerda visitar también La Rochelle, un destino turístico diferente que también merece ser explorado.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *